W a x | C e r a

Teotitlan del Valle, Oaxaca. Mexico.




Aquí las velas se hacen en casa, entre familia.
Los pabilos cuelgan de las vigas del patio. En una olla de barro se calienta la cera. Unas tijeras, los viejos moldes de madera y un par de jícaras son las herramientas para hacer flores con olor a miel. Las artesanas sumergen sus manos en la cera una y otra vez. Hacen pétalos, muchos. Luego derraman el líquido sobre los hilos; una capa tras otra. Las gotas caen sobre los periódicos viejos.
Llenas de racimos de flores, las velas acompañan rituales y celebraciones. Después, en cualquier lugar y momento, todo esto se derrite.














Hilos, cera, madera, alambre.
Flores, color, calor, luz.